Objetivos

CONTROLPLAG ha nacido con unos objetivos bien definidos para ajustarse a las necesidades de su empresa: máxima calidad en los tratamientos y en la atención al cliente y una metodología de trabajo especialmente adaptada que nos permite asegurarles un servicio como cliente preferencial, mediante un programa de control diseñado especificamente para compaginarlo con sus exigencias (Programa de Seguridad V.I.P.).

La característica esencial de este programa de control avanzado es la utilización mínima de productos químicos que solo se aplican en las zonas en las que se detectan problemas de infestación y se dejan de utilizar cuando se ataja dicho problema.

Para ello, hay que dirigir gran parte del esfuerzo en una minuciosa inspección, que es la base del programa.

Se deben distinguir dos zonas diferenciadas en las instalaciones a tratar:

ZONA DE MÁXIMA SEGURIDAD, donde no se aplica el producto hasta que no se observen evidencias de infestación.

ZONA DE MÁXIMO RIESGO, donde sí se aplican productos químicos, formando unas barreras que impidan la entrada de cualquier plaga a la zona de máxima seguridad.

Para acceder a este programa el cliente debe dar una gran importancia y estar concienciado de la aplicación de un correcto control de plagas, además de contar con unas buenas condiciones higiénicas y sanitarias, indispensables para el buen término de este programa.